Bienvenidos a: elimaginario.es.tl
   
  elimaginario Noticias diario digital con norte
  Destrucción del meteorito
 


Destrucción del meteorito

Meteorito deja destrucción en pueblo ruso. 

| 16.02.2013 | Al menos 950 personas resultaron heridas y unas tres mil casas fueron afectadas por el impacto.  

_______________________

(Moscú). Un gran meteorito cayó ayer en una zona poblada de la región rusa de los Urales, donde dejó cerca de mil heridos y causó pánico entre la población, horas antes del paso de un asteroide a sólo 27 mil 680  kilómetros de la Tierra.

“El número de heridos es de  al menos 950”, declaró el gobernador de Cheliabinsk (3.5 millones de habitantes), Mijail Yurevich, citado por Ria Novosti.

Según la administración de esa ciudad, el número de heridos sólo en este enclave industrial ascendería a 725, entre ellos 159 niños.

La onda expansiva dañó más de tres mil viviendas y ante las bajas temperaturas de hasta 20 grados bajo cero muchas personas tuvieron que pedir ayuda al quedar rotas las ventanas. Por ahora se han contabilizado daños en los edificios de al menos seis ciudades.

Un portavoz militar de la región de los Urales indicó que una patrulla de reconocimiento encontró el lugar del impacto de uno de los fragmentos, al borde del lago de Cherbarkul. “Hay un cráter de seis metros”, precisó el coronel Yaroslav Poshiupkin, citado por Ria.

La Academia Rusa de Ciencias estimó que el meteorito inicial, que se habría desintegrado a una altura de entre 30 y 50 kilómetros, tenía varios metros de diámetro y pesaba unas 10 toneladas.

El director del observatorio astronómico de la Universidad de Irkutsk, Serguei Yazev, aseguró que el meteorito tenía cerca de 50 toneladas de peso, mientras otros expertos afirmaron que su diámetro medía entre uno y varios metros.

“Había varias decenas de fragmentos bastante grandes (del meteorito), de los cuales varios llegaron hasta la Tierra”, afirmó Vladimir Puchkov, ministro para Situaciones de Emergencia de Rusia, según las agencias locales.

Científicos rusos han montado un laboratorio en la zona para estudiar los restos del meteorito bautizado ya como el “Bólido de Cheliabinsk”, ya que es en esa región de los Urales donde cayó el cuerpo astral.

Al principio se pensó que se trataba de una lluvia de meteoritos, lo que fue negado por la agencia espacial rusa, Roscomos, que confirmó que se trataba de “un cuerpo celeste, un meteorito, que se movía a una velocidad de 30 kilómetros por segundo a una trayectoria baja”.

Algunos científicos han relacionado la caída del meteorito con el asteroide denominado 2012DA14 que más tarde pasó a 27 mil kilómetros de la Tierra, la mayor aproximación de un objeto cósmico peligroso a nuestro planeta de la que tiene constancia la agencia espacial estadunidense NASA.

El meteorito cayó a unos 80 kilómetros de la ciudad de Satka, cabecera del distrito del mismo nombre, sobre las 09:20 hora local, pero la onda expansiva afectó a varias regiones adyacentes y hasta a la vecina república centroasiática de Kazajistán.

“Cuando sonaron las ensordecedoras explosiones pensábamos que era un terremoto. Los niños que patinaban en ese momento en el hielo se cayeron debido a la ola expansiva”, afirmó Alexandr Martents, residente en la ciudad Cheliabinsk.

Las autoridades cifran en 100 mil metros cuadrados los cristales de las ventanas que saltaron por los aires debido a las explosiones, lo que dejó a centenares de viviendas sin protección en pleno invierno.

Según el Ministerio de Sanidad, dos personas se encuentran en estado grave y otras 22 de mediana gravedad debido a diversos traumas, heridas y cortes, muchos de ellos provocados por cristales.

“En las noticias hemos oído que han aumentado los niveles de radiación y que es aconsejable quedarse en casa y cerrar las ventanas”, comentó una farmacéutica de la localidad de Kopeisk a RIA-Novosti.

No obstante, Puchkov dijo que “no se ha registrado un aumento de los niveles de radiación”, lo que fue corroborado por el jefe sanitario ruso, Guennadi Onischenko.

Este funcionario llamó a la población local a no caer presa del pánico, argumentando que los niveles de radiación están dentro de la norma y que en las poblaciones afectadas hay calefacción, luz y agua.

“Nadie nos advirtió sobre este fenómeno. Yo pensaba que había sido una explosión de gas. Y después cuando salí a la calle vi en el cielo una gran estela roja”, señaló la farmacéutica.

Meteorito, cuerpo celeste

Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de un planeta debido a que no se desintegra por completo en la atmósfera. La luminosidad dejada al desintegrarse se denomina meteoro.

El término meteoro proviene del griego meteoron, que significa “fenómeno en el cielo”. Se emplea para describir el destello luminoso que acompaña la caída de materia del sistema solar sobre la atmósfera terrestre.

Dicho destello se produce por la incandescencia temporal que sufre el meteoroide a causa de la presión de choque (el aire atmosférico se comprime al chocar con el cuerpo y, al aumentar la presión, aumenta la temperatura, que se transfiere al meteoroide), no de la fricción.1 2 Esto ocurre generalmente a alturas de entre 80 y 110 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

Este término se emplea también en la palabra meteoroide con la que nos referimos a la propia partícula sin ninguna relación con el fenómeno que produce cuando entra en la atmósfera de la Tierra.

Un meteoroide es materia que gira alrededor del Sol o cualquier objeto del espacio interplanetario, de acuerdo con Wikipedia.

Asteroide cuerpo rocoso

Un asteroide es un cuerpo rocoso, carbonáceo o metálico más pequeño que un planeta y mayor que un meteoroide, que orbita alrededor del Sol en una órbita interior a la de Neptuno.

Vistos desde la Tierra, los asteroides tienen aspecto de estrellas, de ahí que su nombre en griego significa (en forma de estrella), que les fue dado por John Herschel poco después de que los primeros fueran descubiertos. Hasta el 24 de marzo de 2006 a los asteroides también se los llamaba planetoides o planetas menores, pero esta definición ha caído en desuso, de acuerdo con Carnegie Institutium for Science.

La mayoría de los asteroides de nuestro Sistema Solar poseen órbitas semiestables entre Marte y Júpiter, conformando el llamado cinturón de asteroides, pero algunos son desviados a órbitas que cruzan las de los planetas mayores.

El 1 de enero de 1801 el astrónomo siciliano Giuseppe Piazzi descubrió el asteroide o planeta menor Ceres, mientras trabajaba en un catálogo de estrellas.

Los fenómenos fueron separados

 El meteorito que ayer cayó en los montes Urales, en Rusia, y que causó al menos unos mil heridos no tiene nada que ver con el asteroide denominado 2012DA14 que más tarde pasó a apenas 27 mil 680 kilómetros de la Tierra, según la Agencia Espacial Europea (ESA).

El ingeniero de instalaciones de satélites de investigación de la ESA Rainer Krefken dijo que “se puede descartar que el meteorito y el asteroide tengan que ver”, ya que su trayectoria es distinta.

“Si el meteorito hubiera tenido que ver con el asteroide, hubiera presentado otra dirección de vuelo, hubiera volado de Sur a Norte y no de Este a Oeste, como ha sido el caso”, dijo Krefken desde el centro de control de operaciones de la ESA en la ciudad alemana de Darmstadt.

Según el experto, la caída del meteorito no se podía prever con la técnica disponible en la actualidad.

“No se había previsto la posibilidad de que el meteorito pudiera caer, con la técnica disponible actual es algo que no se puede ver”, declaró.

La caída de meteoritos es un fenómeno que ocurre una vez al año, pero normalmente pasa desapercibido porque suele ocurrir en el desierto u otras zonas no pobladas.

El suceso registrado en la región rusa de Cheliabinsk, en los montes Urales, es el accidente de mayores consecuencias originado por un cuerpo celeste en la Tierra en los últimos años.

Según el experto de la ESA, “esto es algo que podría volver a ocurrir”.

Cuerpos celestes dejan su registro

 La caída de un meteorito en la región rusa de Cheliabinsk, en los montes Urales es el accidente de mayores consecuencias originado por un cuerpo celeste en la tierra en los últimos años.

Los fragmentos del meteorito han causado daños en al menos seis ciudades de los alrededores del punto donde cayó el cuerpo astral.

También fue un meteorito el responsable de una gigantesca explosión que en la mañana del 30 de junio de 1908 devastó una superficie de dos mil 200 kilómetros y arrasó más de 80 mil árboles cerca del río Tunguska, en la taiga siberiana (Rusia).

El llamado “evento de Tunguska” liberó una energía 300 veces superior a la bomba nuclear de Hiroshima, no dejó ningún cráter en tierra y suscitó todo tipo de teorías exóticas, incluida la de que la explosión fuera causada por una nave extraterrestre.

Según los científicos, fue la caída de un meteorito de 10 kilómetros de diámetro hace 65.5 millones de años sobre la península mexicana de Yucatán la que puso fin a la era de los dinosaurios y afectó a casi 70 por ciento de las especies.

El cráter de mayores dimensiones originado por un meteorito en la Tierra fue hallado en 2006 en la zona oriental de la Antártida y tiene unos 480 kilómetros de diámetro. Está sepultado a una profundidad de casi dos kilómetros bajo el hielo y se calcula que el impacto se produjo hace 250 millones de años.

Fuente: EFE, AFP, AP, Reuters, DPA y Excélsior

 

VER VIDEOS CAÍDA del METEORO: >>> 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Gracias x visitar