Bienvenidos a: elimaginario.es.tl
   
  elimaginario Noticias diario digital con norte
  YPF un año
 


VIDEOS >>   VIDEOS  IMÁGENES  TÓMBOLA  EN EL MURO 
   
Diarios:  La Nación  Infobae  Clarín  Ámbito  Pagina12  Crónica  El Cronista  Radio Nacional 

YPF un año

Más sombras que luces en el primer año de la YPF estatal. Este es el título de El Cronista.


| 28.04.2013 | La petrolera renacionalizada que comanda Miguel Galuccio no logró revertir en este período la tendencia decreciente en la producción de petróleo y sus utilidades cayeron. La intervención estatal en el sector, sumada a la actual incertidumbre económica tampoco ayuda: frena la llegada de las inversiones, el paso clave para recuperar el autobastecimiento energético.

__________________________

VIDEOS: Ex Ypefianos EL INMORTAL RECLAMO

A las tres de la tarde del lunes 16 de abril de 2012, Roberto Baratta y José María Olazagasti, los dos principales alfiles de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación, se apersonaron en la oficina de Antonio Gomis, máximo directivo de Repsol en la Argentina, y le comunicaron que tenía cinco minutos para retirar sus pertenencias y abandonar la torre de Puerto Madero. El ejecutivo llamó a su despacho a Carlos Jimenez López, hoy director de Repsol, para que sea testigo de la insólita situación. A las 15.15, los españoles tomaban el ascensor camino al subsuelo para retirarse del edificio. Minutos antes, la presidenta Cristina Kirchner enviaba al Congreso un proyecto de ley para expropiar el 51% de las acciones de Repsol en la mayor petrolera del país y al mismo tiempo, ordenaba la intervención de la compañía.

La historia no terminó allí: dos días después, Gomis y la primera plana de Repsol en la Argentina abandonaban Buenos Aires con asistencia del servicio secreto de España hacia Montevideo para retornar a Europa.

Esta semana se cumplió un año desde aquella tarde que modificó la mampostería del sector petrolero argentino. Un plazo demasiado estrecho para sacar conclusiones definitivas sobre la performace de la mayor empresa del país -la industria hidrocarburífera está acostumbrada a pensar a mediano y largo plazo-, aunque sí un tiempo prudencial para analizar las señales enviadas por la petrolera, tras 12 meses de gestión estatal.

El primer dato tiene que ver con la producción de petróleo y gas: si bien YPF no logró revertir la tendencia decreciente de los últimos años -principal línea retórica de la Casa Rosada para justificar la expropiación-, sí pudo frenar el ritmo de la declinación. La extracción de crudo de los campos operados por YPF cayó un 3,28% en los 10 meses que van de mayo (el primer mes después de la renacionalización) a febrero de este año, según datos de la Secretaría de Energía. El descenso durante 2011 -el último año de la gestión Eskenazi y Repsol- fue bastante más pronunciado (-8,3%). En el caso del gas, la pendiente de 2011 (-10,2%) se desaceleró significativamente: desde la renacionalización, la retracción de la oferta fue de sólo un 2,02%, de acuerdo con la cartera que dirige Daniel Cameron.

El rendimiento negativo de YPF responde, en esencia, a la madurez geológica de los grandes yacimientos de la compañía, en especial la de los ubicados en la cuenca Neuquina, que llevan décadas en explotación. La caída de la producción de esos campos es ralentizable a partir de la incorporación de tecnologías de recuperación secundaria y terciaria pero, en definitiva, es inevitable.

 

Más operación

Aún así, en el plano técnico se observa una mejora. En el upstream local de hidrocarburos -exploración y producción- operan hoy 95 equipos de perforación, un 23% más que en abril de 2012, cuando estaban en operación 77 máquinas. La cantidad de unidades de workover -se usan para la reparación y terminación de pozos- aumentó en la misma dirección (+22,5%), mientras que el uso de los equipos de pulling -utilizados para remover equipamientos del fondo de un pozo- creció en un 8%.

"YPF está liderando el crecimiento, porque tienen que cumplir con metas ambiciosas. Los equipos de workover y pulling son los que más rápido se incorporan, porque permiten incrementar la velocidad. En workover, ya casi no hay oferta disponible", explicó Carlos Etcheverry, gerente de Archer, una empresa de servicios petroleros.

El mayor nivel de actividad de YPF -el mayor jugador de la industria, con un 32% de la oferta de petróleo y un 23% de la gasífera- se refleja también en el número de pozos perforados, que se incrementó casi un 40% el año pasado. En 2012, la petrolera colocó 467 pozos a nivel nacional, más que en 2011 (338), pero por debajo de 2010 (537 pozos). La perforación de pozos de explotación en campos maduros se incrementó un 59% en 2012. Por ese motivo, la producción conjunta de hidrocarburos (petróleo y gas) cayó sólo un 0,6% el año pasado, mucho menos que en 2011, cuando la oferta se desplomó un 8,3%, según precisó Miguel Galuccio, CEO de YPF, en conferencia de prensa en marzo pasado.

En la industria esperan que el alza de la actividad en los campos continúe, dado que la inversión de la compañía en 2013 superará en un 60% a la de 2012, que fue de $ 16.403 millones. Es decir que trepará por encima de los $ 26.000 millones, según Galuccio.

En la torre de Puerto Madero también resaltan como un logro de la actual gestión la refinanciación de la deuda de la empresa. Desde la estatización de mayo del año pasado, YPF emitió letras de deuda -Obligaciones Negociables de diferente estructuración y plazo- por $ 11.500 millones. Eso le permitió extender su horizonte de deuda desde un promedio de 1,9 hasta los 3,4 años. "Con una tasa de interés en pesos del 19%, muy competitiva, ya que equivale al 5,4% anual medida en dólares", detalló el mes pasado Daniel González, Chief Financial Officer (CFO) de la petrolera.

El economista señaló que la caja al final de 2012 ascendía a $ 4747 millones, por lo que afirmó que "la compañía dispone de un programa de actividades para 2013 pre-financiado". Aún así, a pesar de elevar el cash flow un 36,4% en 2012, y en un año signado por el fuerte incremento de los precios en surtidores -los combustibles se encarecieron en más de un 25%-, YPF registró utilidades netas por $ 3994 millones, un 12,2% menos que en 2011.

 

Números opacos

Sin embargo, más que por la retracción de las ganancias -que se explicó en el rendimiento negativo de las empresas participadas como Mega y Astra Evangelista (AESA), según el argumento de la empresa-, en la industria están más preocupados por los indicadores de la “economía real” de la empresa, esos que incrementan o deterioran su valor. Es que YPF no pudo cumplir con una de las grandes máximas de la industria hidrocarburífera: la que exhorta a las operadoras a reponer, año tras año, el equivalente a todo el petróleo y gas producido en el ejercicio. En el caso del crudo, la petrolera sí logró reemplazar el 100% del crudo extraído. Pero, en cambio, sólo pudo descubrir nuevos depósitos para cubrir un 60% del gas despachado.

El propio Galuccio puntualizó, en agosto del año pasado, que YPF sólo "tiene en libro" un 20% de sus recursos hidrocarburíferos. Sólo una quinta parte de los recursos de petróleo y gas que posee en el subsuelo están certificados como reservas comprobadas comercialmente explotables. El mes pasado retomó el tema. "En 2013 se explorarán 113 pozos para generar una economía de escala que permita desarrollar los recursos de manera rentable. Si se logra explotar Vaca Muerta (señalada como uno de los grandes yacimientos no convencionales del planeta) se puede pensar en un horizonte de reservas de petróleo de 20 a 25 años", adelantó. "Incluso podríamos recuperar el autoabastecimiento hidrocarburífero en cinco o seis años", completó. Con todo, el valor en la Bolsa de YPF bajó un 38%, de u$s 8633 millones en mayo a u$s 5440 millones en la actualidad.

 

Inversores se buscan

YPF produce 30.730 m3/día de crudo y 27,36 MMm3/día de gas, según datos del Instituto Argentino del Petróleo y el GAs (IAPG). Con una dotación de unas 45.000 personas operando de forma directa e indirecta, la petrolera representa un 36% del negocio del upstream de crudo y gas.

Si quiere cumplir con el plan quinquenal 2013-2017, la empresa deberá apalancar inversiones por u$s 37.200 millones. Este año, desembolsará cerca de u$s 5000 millones, de los cuales la mayor parte se solventará con cash flow de la compañía.

Según señaló el CFO Daniel González, la petrolera sólo precisa conseguir financiamiento por el 10% de esa cifra. "Necesitamos alrededor de u$s 500 millones", avanzó el directivo. Lo más probable es que, al igual que lo hecho hasta ahora, la empresa busque esa cifra con emisiones en la city local.

Para robustecer ese porfolio de inversiones, en diciembre, YPF firmó dos memorandos de entendimiento con Chevron y Bridas para desarrollar en conjunto yacimientos no convencionales en Vaca Muerta. Con la norteamericana, la petrolera acordó participar del plan piloto que se realizará en un área de 290 km2 de las áreas Loma La Lata y Loma Campana. La inversión inicial será de u$s 1000 millones e incluye la perforación de cien pozos este año. El holding controlado por los hermanos Bulgheroni, en tanto, propuso invertir u$s 1500 millones en dos bloques hidrocarburíferos en esa misma región.

A su vez, en marzo se firmó otra carta de intención con la norteamericana Dow Chemical para producir shale gas (gas no convencional) en el área El Orejano, con acceso a Vaca Muerta. Pero por diferentes motivos ninguno de los tres memorandos han sido ratificados hasta ahora por un acuerdo definitivo.

 

Incertidumbre macroeconómica

Las críticas de las petroleras por la intervención estatal sobre el sector son una constante de las administraciones kirchneristas. Las empresas cuestionan el congelamiento del valor del gas en boca de pozo, el avance regulatorio del Gobierno sobre cuestiones estratégicas como la disponibilidad de lo producido y la fijación arbitraria de los precios de los combustibles. Sin embargo, en el último año y medio se sumaron elementos de la macroeconomía argentina que complejizaron mucho más el escenario y dificultan la tarea de YPF. Integran esa lista el desdoblamiento del mercado cambiario, la inflación en dólares de los costos y la limitación para girar utilidades fuera del país.

"Ese contexto perjudica a YPF. Si bien hay factores exógenos como el embargo sobre los activos de Chevron por una causa ambiental en Ecuador (que dejó en stand by el acuerdo rubricado con la norteamericana), los problemas que enfrenta YPF para conseguir inversores son los mismos que enfrenta cualquier petrolera e incluso cualquier empresa local", advirtió un encumbrado directivo de la industria, que pidió la reserva de nombre.

A ese panorama por demás intrincado hay que agregarle una complicación más: la falta de un acuerdo con Repsol. Aunque en marzo circuló la versión de un presunto arreglo con la petrolera española a partir de la creación de una empresa mixta para explotar Vaca Muerta, desde Madrid niegan que existan negociaciones oficiales (ver recuadro).

Fuentes de la empresa ibérica aseguraron a WE que el último contacto real con el gobierno de Cristina Kirchner se produjo en octubre de 2012. El 4 de ese mes una delegación argentina, encabezada por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, iba a recibir a una comitiva de Repsol. Es más, Gomis viajó a Buenos Aires para participar del encuentro, pero un día antes la convocatoria fue levantada por orden de la Casa Rosada.

"Hoy en día, los inversores se preguntan si no les pasará lo mismo (que a Repsol). Hace dos años teníamos más de 10 empresas interesadas en invertir en Vaca Muerta, pero después de la confiscación el escenario cambió radicalmente", cuestionó Carlos Jiménez López, director de Repsol.

En la misma línea, Gerardo Rabinovich, vicepresidente del Instituto Mosconi, indicó que "esta situación le cierra las puertas a YPF de cualquier financiamiento internacional, que necesita para su desarrollo".

 

Mejores precios

Lo que está claro es que si YPF aspira a elevar el perfil productivo de los campos hidrocarburíferos deberá contar con el guiño del Ejecutivo para lograr un recomposición de los precios del gas. En esa dirección, la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas, que funciona baja el ala del viceministro de Economía, Axel Kicillof, presentó la resolución 1/2013, que permite mejores valores para la nueva oferta del fluido. La medida estableció que los productores reciban u$s 7,50 por millón de BTU por la oferta adicional del recurso. Implica un incremento del 200% del precio que venían recibiendo los productores (alrededor de u$s 2,50).

Según precisó Galuccio, a partir del contrato firmado con Cammesa, la compañía administradora del mercado eléctrico, que está a cargo de solventar los nuevos precios del gas, YPF recaudó en diciembre u$s 64 millones más que en el mismo mes de 2011. Y embolsará por esa vía otros u$s 500 millones este año.

La mejora del precio del gas -que se complementa por la suba del importe interno del petróleo desde 2011- será clave para viabilizar la ejecución del primer proyecto piloto en el área Loma La Lata Norte a fin de producir, fundamentalmente, crudo no convencional (shale oil). La iniciativa costará u$s 1300 millones, prevé la perforación de 130 pozos y permitirá conocer, a ciencia cierta, cuál es el costo y viabilidad técnica de la explotación comercial de la formación Vaca Muerta de la cuenca Neuquina, señalada en la industria como la llave para recuperar a mediano plazo el autoabastecimiento hidrocarburífero perdido.

Fuente: El Cronista.


 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Gracias x visitar